GRAN ÉXITO PERO TAMBIÉN ALGUNAS DUDAS EN LA TERCERA DEL KARTING PROVINCIAL

GRAN ÉXITO PERO TAMBIÉN ALGUNAS DUDAS EN LA TERCERA DEL KARTING PROVINCIAL

El pasado fin de semana el Campeonato Entrerriano de Karting reanudó su actividad en Concepción del Uruguay con la presencia de 157 karts y el regreso de un factor muy influyente tras una larga década, la trasmisión de imágenes en directo.

Los colegas de “Bandera Verde” iniciaron un camino que sin dudas repercutirá en la categoría. Están por verse todavía los beneficios pero el principal ya saltó, que es ampliar la gama de espectadores de lo bueno, lo lindo, lo malo y lo feo de la actividad. Como de cualquier otro acto del ser humano.

 

El fin de semana empezó el viernes con las pruebas libres no oficiales, a cargo del autódromo, regenteado por una Comisión ad hoc que presenta siempre el circuito en inmejorables condiciones. El circuito para karting enlaza parte de la recta principal, con una chicana antes de la curva 1 y la recta opuesta, mediante sendos mixtos que tienen como finalidad reducir la velocidad para no encarar el paredón de boxes a fondo. Se lo puede apreciar en cada transmisión del TC cuando se luce el drone.

 

Con un aire optimista y una temperatura por momentos primaveral, el sábado transcurrían las tres tandas de entrenamientos oficiales sin problemas hasta que en la correspondiente a la 125 Internacional (la categoría top, que usa motores de MX refrigerados por agua) a Sofía Percara se le ocurrió “esperar” a su hermano Juan en una curva para tirar juntos, ignorando que éste venía a fondo detrás de otro kart y se encontró de repente con ese obstáculo que no pudo esquivar. Se montó la delantera izquierda con la derecha del kart “gemelo” de Sofi y voló por el aire, volcando. El piloto cayó pesadamente mientras el monoposto “aterrizaba” unos metros más adelante.

 

Juan M. Percara fue derivado al hospital, pero al comprobarse que no tenía lesiones, enderezado el paragolpes de su kart, clasificó tercero detrás de Joaquín Bonnet y  de su hermana Sofía. Fue un llamado de atención.

 

El domingo se presentó fresco y nublado. La pronosticada lluvia no se presentó y los 35 karts de la 150 “B” disputaron una ardorosa final que fue ganada por el joven de Gualeguaychú Luca Fiorotto, nieto del legendario Héctor (Tito). Las series habían sido para el campeón Andrés García, Federico Larrosa y el propio Luca. Series con abundancia de sanciones por maniobras incorrectas, lo que aplacó un tanto los ímpetus para la final. A Luca lo escoltó el santafesino Leo Palombizio , tercero su tío y compañero de equipo Luciano Fiorotto. Brisa Ramos fue sexta y el líder del certamen, Gerónimo Berta, no sumó.

 

A continuación salió la Escuela 110 a escena. Había entregado por la mañana la mejor serie de la fecha, cuando Francesco Charreun le birló la victoria a “Panchito” Zarza en la anteúltima curva (pleno mixto en bajada) tras una batalla de 5 giros. Pareció que se iba a reeditar la misma en la final, pero el chajariense estableció poco a poco una ventaja que sería indescontable. Tercero en su primer podio fue Juan Manuel Wiesner. Fueron 9 participantes, con el retorno de los paranaenses Páramo (5º) y Jusid (7º). También giraron entre series y finales ocho aprendices y una diminuta aprendiz de la Escuelita Light, futuros integrantes de Escuela.

 

El programa original tenía a la 150 Junior “A” a continuación. El parque de 36 karts había sido dividido a la mañana para disputar tres series, que habían sido para Julio Velázquez, Valentín Bauer y Mateo Lang. La autoridad decidió que los 36 largasen una sola final, a pesar de que como sabemos en Concepción la recta es en subida (los últimos de la grilla quedan ocultos) y la distancia a la primera curva es escasa, produciéndose un “cuello de botella” en más de una ocasión. El primer intento duró cinco curvas, porque un kart se montó sobre el del chajariense Diego Gevera y volcó. Bandera roja y vuelta a formar la grilla. En el segundo intento de largada ocurrió el desastre. Una vez detenidos en su cajón tras la vuelta previa, la final se largó pero tres pilotos se quedaron detenidos en el medio de la extensa grilla. El oficial de pista largador corrió agitando la bandera amarilla pero ya era muy tarde. Gevera embistió a uno de los detenidos, voló y cayó aparatosamente, en tanto el kart descontrolado embestía al largador y otros tres karts sufrían las consecuencias del choque en cadena. El chajariense fue revisado y posteriormente se lo autorizaría a competir, cuarenta minutos más tarde.

 

Una vez regresada la ambulancia continuó la acción con las finales de la 150 “C”. Fabio Todone que “ascendió” de divisional (a la vez que continuó con otro kart en la “B”) se llevó pole, serie y la primera final. Federico Bonelli (hermano del Pope y de Nico) lo escoltó y tercero fue el colonense Ismael Lugrin, porque en el rodillo fue excluido el campeón 2019 Leandro González. Las restantes series habían sido para  los concordienses Ramiro Spinelli y L. González . Obviamente no estuvo presente Omar “Gurí” Martínez en esta fecha. La segunda final fue para Spinelli, casi de semáforo a bandera. Walter Montañana y Matías Armanazqui lo acompañaron en el podio, que se le negó a Pablo Bordagaray por exceso de (0,3) HP en el rolo. Fueron 22/23 karts por final (45 en total) récord del año.

 

Claro que antes de estas dos finales hubo una tensa e improvisada reunión del Comisario Deportivo (foto de portada) con los padres y concurrentes de la 150 “A” que le reprocharon por no haber ordenado disputar dos finales. Daniel Pinget en un gesto que lo enaltece reconoció que tuvo un error de apreciación con los impetuosos jovencitos de la Junior “A” y accedió. Es bueno recordar que cada progenitor cuando permite que su hijo integre una “hipergrilla” está asumiendo tácitamente todos los riesgos, porque todo ser humano se puede equivocar y de esta afortunada seguidilla de accidentes no se puede descargar toda la responsabilidad en una persona. Este es un deporte de riesgo y el solo hecho de participar implica que aceptamos las “reglas del juego”. Punto de inflexión entonces, pues “llorar sobre la leche derramada” no sirve.

 

Más tarde, luego de las finales de la “C” que ya narramos, se corrieron con normalidad las dos finales de la Junior “A” que tuvo ganadores noveles, los gualeguaychuenses Julio Velázquez y Felipe Arnaudín. Diego Gevera largó y fue cuarto en la primera de ellas. Cabe destacar que el propio C.D. asumió el rol de largador mientras el oficial Néstor Baccon se recuperaba de las lesiones recibidas, ninguna de gravedad. “Esta vez Dios estuvo de nuestro lado” nos dijo un concurrente.

 

La Promocional 150, con algunos debutantes, había tenido como “polesitter” al campeón 2019 de Escuela, el local Uriel Rodríguez, que se llevó la serie sin atenuantes. Uriel repitió en la final la escapada pero la victoria se le fue en el rodillo. Excluido por técnica Rodríguez, la victoria le cayó como anillo al dedo al gualeyo Alejandro Correa, que ahora se sitúa a un expectante punto del líder del certamen Ayrton Pérez (Paraná) que arribó cuarto en pista y heredó los puntos y el trofeo del tercer lugar. Correa jugará de local en la próxima, que será doble jornada en el “Jorge

Frare” de Gualeguay, 18 y 19 de setiembre próximo.

 

El “plato fuerte” es la 125 Internacional, la más veloz (y la más cara) de la provincia. 18 karts animaron a “la máxima” destacándose el piloto local y campeón vigente Joaquín Bonnet, ganador de la pole sabatina y de la serie inicial. La restante fue de Sofía Percara, que venía de una mala racha tanto en karting como en la Fórmula 3 Metropolitana, donde (como se recordará) se había salvado de milagro en una colisión múltiple con piso mojado, destrozando el Crespi. Además, el susto con su hermano que comentábamos al inicio de este reporte. En la final, Sofía lideró amagando escaparse. Bonnet primero se defendió de Juan M. Percara y cuando éste comenzó a acusar en su físico los golpes del día anterior, fue en busca de la chajariense, a la que doblegó sin miramientos frenando por adentro en la curva 1  liquidando el pleito. Bonnet con esta segunda victoria consecutiva pasó a encabezar la tabla y el concordiense Manuel Milera con su cuarto lugar empató la línea de Pablo Fabian (octavo el domingo) que estaba a la cabeza de la sumatoria anual. Recordemos que todos deberán descartar los puntos de una de las diez fechas.

 

En síntesis, detrás del exitoso paso por Concepción y el regreso de la televisación se esconden nuevos desafíos. La TV tiene su dinámica, sus apuros, su influencia física o sicológica (en especial en los pilotos jóvenes) y por la senda del progreso se deberán revisar muchas cosas para que en esta “escuela de vida” que es el karting podamos seguir disfrutando del deporte motor amateur con algunos plásticos rotos y algún que otro fierro torcido, pero sin tener que lamentar un lesionado o algo peor. Dios no lo permita.



Escribe: Alex Spizzirri