VICTORIA Y CAMPEONATO PARA BONNIN-BENÍTEZ EN SANTA ELENA

VICTORIA Y CAMPEONATO PARA BONNIN-BENÍTEZ EN SANTA ELENA

       El Campeonato Entrerriano de Rally tuvo su broche de oro el pasado fin de semana en Santa Elena, departamento La Paz.

A orillas del caudaloso Paraná, se disputó el GP Coronación que consagró a los campeones que faltaban, con buen tiempo tras las lluvias de la semana y como siempre con un importante marco de público.

 

El municipio de la ciudad había pedido una semana de postergación ¡Y vaya si valió la pena la espera! Los caminos previstos quedaron muy pesados y hubo que improvisar otros pasos por los tramos elegidos, quedando un “mix” de asfalto y tierra que lo asemejó a un Rally de San Remo o de Corcega, salvando las distancias. El “superprime” del Corsódromo cumplió con creces su cometido de acercar el Rally a los fanáticos y curiosos.

 

En lo deportivo, Nelson Bonnín y Javier Benítez que habían ganado el Dia 1 mantuvieron la ventaja el domingo, favorecidos por una salida de camino de Víctor Romagnoli-Santiago Lambert. No había mayores esperanzas en el rostro del cordobés radicado en Santa Lucía, Corrientes. En circunstancias normales la diferencia (medio minuto) era indescontable, por lo que la victoria y el título quedaron en manos del hombre de Pronunciamiento y su navegante concepcionero. El tercer lugar en la clase mayor (A6) fue para los formoseños Juan Decima- Miguel Recalt.

 

Los hermanos Giebert jugaban de local, por lo que imponerse en la AZ era casi un deber, aunque los tramos que iban a pasar por su campo quedaron afuera (mucho barro) y ese plus se esfumó. No les resultó sencillo capturar la victoria porque Ramiro Melchiori-Agustín Kablan estaban en modo “on fire” habiéndose quedado con la primera etapa el sábado. Les salió redondo a los santaelenenses, ganando por 25 segundos sobre los de Gualeguaychú.

 

El interminable Roberto “Tito”Prina que al terminar el sábado estaba tercero, tuvo una seguidilla de inconvenientes que lo retrasó al sexto lugar. Para colmo bajo el ala de su equipo se atendieron cinco autos. Al podio de la clase intermedia subieron el debutante Gustavo Ramírez (hermano del “Dody”) y Guido Simian, que compitieron con el legendario Trend rojo del Ram-Ram.

 

Recordemos que el título de esta divisional ya estaba en poder del colonense Gastón Ramat y el uruguayense Néstor Giménez desde la anterior, disputada en Concepción del Uruguay.

 

La AZ Light, que probablemente desaparezca en el 2020 ya que la idea de atraer a máquinas de vieja generación no terminó de cuajar, fue también para un binomio local, Agustín y Eduardo Narway que lo hicieron con el otro Gol del Romagnoli Competición. Párrafo aparte para Néstor y Jesús Zugnoni (padre e hijo como los Narway) que lograron terminar el GP a pesar de los problemas con los frenos que los tuvieron a mal traer. Jesús en las asistencias es un mecánico más, acompañante a la antigua. No hubo terceros.

 

Francisco González Uboldi y su padre Alfredo ya tenían asegurado el título de la N9. Sin embargo, lejos de “hacer la plancha” los concordienses dominaron todo el fin de semana, con el paso ágil y mesurado que los caracteriza. Franco Pellandino-Laura Esquivo y los hermanos Chetti de Goya apuraron el paso pero no pudieron dar de alcance a “Palmera” y “el Barba” que como bien reconociera el colonense Pellandino en el podio, fueron los mejores durante todo el año. Para el binomio goyano el segundo lugar fue un gran aliciente, siendo esta su primera temporada en la N9.

 

El veterano Oscar Zanatta que representa a Libertador San Martín, navegado por Julián Schimpf se dio el gusto de ganar el GP Coronación con el Gol del team Cergneux. Les costó un tanto regular la diferencia con Mariano Peretti-Luis Leineker que querían llevarse la corona con todos los honores. Finalmente fueron apenas 7,1 segundos y un merecido festejo para el piloto de Gualeguaychú, que el año pasado dejara los potentes seis cilindros del TC del Litoral para incursionar en Rally. Entre los navegantes, Leineker no superó en puntos a Diego Perfetto que fue el campeón.

 

Diego es el navegante del correntino Fernando Maidana, que regresó a Santa Lucía con el artístico trofeo (un cuadro, en honor a la verdad) del tercer puesto. Por último queremos destacar el quinto lugar de la gualeya Juliana Rodiferr, en apenas su cuarta incursión. Esta joven de 26 años que fue navegada por el experimentado Emmanuel Fernández (Concepción del Uruguay) ha iniciado el largo camino que alguna vez comenzara a transitar Nadia Cutro – casualmente también quinta en su debut – bajo el ala del Jones Rally Team, con el Trend blanco que vemos en la foto de portada saliendo del parque de asistencia, que se ubicó como es habitual en el paradisíaco Balneario Municipal.

 

Con el surco que dejara la concordiense, el sendero a recorrer seguramente no será un lecho de rosas para la ex reina del Carnaval de la “Ciudad de los Poetas” aunque la presencia femenina en el Rally Entrerriano ya no es tan extraña como en aquel lejano 2005. Hay dos o tres navegantes más, sin contar a las que colaboran a su manera en cada carpa, donde de cada familia solo suele faltar el loro.

 

En síntesis, un gran cierre del Rally Entrerriano en Santa Elena, cerrando una temporada que fue de constante crecimiento, lo que en el contexto actual del automovilismo entrerriano ya es mucho decir.



Créditps: Alejandro Spizzirri