DESDE EL TRIUNFO DE COLAPINTO, AL DEBUT DE VARRONE

DESDE EL TRIUNFO DE COLAPINTO, AL DEBUT DE VARRONE

 F. RENAULT EUROCUP: UNA DE CAL Y UNA DE ARENA EN SPA FRANCORCHAMPS

 Un fin de semana agridulce para el argentino Franco Colapinto en la Fórmula Renault Eurocup el pasado fin de semana en el mítico Spa. La primera final, bajo lluvia, fue una sensacional victoria que sin embargo no pudo ser plena, al darse por concluida en la quinta vuelta. Con el piso un poco más seco, solo con algunos charcos en lugares claves para la segunda final, una mala largada lo retrasó hasta la duodécima colocación sin posibilidad de repuntar.

 

El viernes 23 bajo una lluvia que con el paso de las vueltas se fue incrementando, Colapinto hizo una estupenda largada, pese a haber partido en segunda fila, tras sendas poles del francés Víctor Martins. Ese titubeo del líder del certamen fue fundamental porque pronto entendió que intentar el sobrepaso al argentino era demasiado arriesgado en esas condiciones de pista. Se mantuvo detrás en función del campeonato y especulando con la poco afortunada clasífica del brasileño Caio Collet, que largó undécimo y estaba obligado a remontar.

 

Tras cuatro apasionantes vueltas con el clásico “spray” incomodando al piloto que se ponía detrás de otro, al entrar a la quinta ronda se despista en la peligrosa Raidillon (curva que sigue a Eau Rouge) Reshad De Gerus dañando no solamente su máquina sino el guard rail, motivo por el cual entró el A.S. a pista. Lamentablemente, el cielo descargó toda su furia en ese mismo instante, por lo que acertadamente se agitó la bandera roja. Una vez entrados los autos en hilera a boxes, se anunció que la final 13 del año no se reanudaría. Franco fue declarado ganador, aunque solamente sumarían la mitad de los puntos en juego.

 

Con la clasificación de la vuelta anterior (4) Colapinto ganó sobre Martins y el local Ugo de Wilde. Con este nuevo podio Martins alargaba la brecha en 21 puntos con respecto a Collet, que había adelantado cuatro puestos en igual cantidad de vueltas. “Hice una gran largada, pero los chubascos era cada vez más intensos, había varias zonas complicadas en las que hacía aquaplaning” declaró el joven porteño, justificando de cierta manera la suspensión de la carrera.

 

Al día siguiente (de mañana) ya no llovía pero la pista presentaba algunos charcos como en Blanchimont y en la recta de Kemmel. Martins y Colapinto patinaron en la largada con neumáticos slick y se formó un peligroso “enjambre” en la recta principal porque los de atrás traían un envión notable. Incluso un extrañado Kas Haverkort (compañero de Colapinto en el MP Motorsport) se tiró al exterior de La Source para no molestar la trayectoria del argentino, que al parecer tuvo problemas de transmisión. Quedó duodécimo.

 

A Martins tampoco le fue bien, aunque su caída no fue tan brusca, quedó octavo y se defendió del malón en la bajada a Eau Rouge. Entre tanta confusión sacó provecho desde la segunda fila el local Ugo De Wilde que quedó al frente, seguido por el británico Alex Quinn (los dos, del Arden) pero no logró mantener el ritmo es esta rara condición de pista, con zonas completamente secas y otras en que los autos hacían estela como si fuesen uno de Rally al pasar por un vado.

 

El novato Quinn sorprendió al hacerse de la punta y con cierta facilidad poco a poco le fue sacando hasta media recta de Kemmel de ventaja (ésa es la referencia más notoria en Spa) por lo que el trunfo “en casa” de De Wilde deberá seguir esperando. La gran atracción eran las remontadas de Martins y Collet. El francés tuvo que sudar mucho contra su compañero de equipo el suizo Gregorie Saucy. El español David Vidales (JD Motorsport) gran parte de la final lideró un espectacular trencito que integraron los neerlandeses Haverkort y Van der Helm, con Saucy desesperado porque se le venía Martins.

El finés Alatalo era tercero, en mitad exacta de camino entre los dos cortados de adelante y el pelotón de cinco. Collet debía empujar desde atrás (undécimo) teniendo que sacarse de encima al húngaro 

Lazlo Toth y al italiano Nicola Marinángeli (los dos, del Baitech). Finalmente, Quinn se llevó todos los honores, logrando su primera victoria. Segundo De Wilde y tercero Saucy. Por primera vez, Martins no subió al podio, cuarto.

 

El francés liquidó uno por uno a los rivales del pelotón, contando con el retraso de Alatalo y la poca fortuna de Vidales que se quedó. El espectáculo con mayúsculas volvió a ser el amarillito de Collet (piloto de la Renault Sports Academy) que parecía no iba a poder con Van der Helm (del FA, el equipo de la academia de Fernando Alonso) y no solo que pudo, sino que llegó a la cola de Haverkort, quinto en otra gran actuación. Su compañero de equipo Colapinto jamás pudo avanzar del duodécimo lugar, al contrario. Toth, Alatalo y Amaury Cordell completaron los diez que puntúan.

 

Sin descanso, la Fórmula Renault Eurocup se prepara para ser la telonera de la F1 en Imola, con Victor Martins llegando con un colchón de 23 puntos sobre Caio Collet (247- 224) David Vidales

es tercero con 143 y Colapinto cuarto con 126,5. La final sabatina se larga a las 13: 05 (hora argentina) del sábado una vez terminada la actividad de la F1. La segunda final será el domingo muy temprano para los argentinos, entre las 5:05 y las 6 dependiendo por supuesto de las restantes categorías “teloneras” de la F1.

 

 

TODO PARA EL CARLIN EN LA F3 BRITÁNICA

 

La tercera y última visita a Donington Park de la F3 Británica no contó con televisación, porque esta vez lo hizo en solitario, sin el habitual acompañamiento de los poderosos GT3 y GT4 del Bristish GT. Con sendas pole en manos de Kaylen Frederick, el estadounidense hizo lo que quiso en las dos finales que largó adelante. Cabe destacar que las tres se corrieron el domingo, porque la del sábado se suspendió por la lluvia justo cuando los autos estaban formados para salir a pista. Cosas curiosas del clima otoñal en el Viejo Continente, porque los ocho ensayos de jueves y viernes habían sido a pleno sol.

 

Bien tempranito, Kaylen dominó la primera al acertar en los neumáticos con dibujo a pesar de que la pista presentaba engañosos tramos donde “parecía” seca. La mitad de la parrilla (entre ellos Kush Maini) se la había jugado por las “slicks” y el resultado fue una caótica primera vuelta con cinco despistes, uno de ellos estrellado contra los muñecos de goma. A duras penas se mantuvo Maini en pista haciendo tiempos muy lentos, con un opaco noveno puesto como resultado. Tercera oportunidad consecutiva que el joven de la India cosechaba escasos puntos, por lo que Frederick retomó al frente de la tabla anual. De Pauw no lo pudo cazar pese al RV, entrando escolta a poco más de un segundo. Los planetas se le alinearon al fin a Oliver Clarke, tercero en esta final.

 

Siempre con baja temperatura, la segunda final con grilla invertida tenía adelante a Max Marzorati (ahora en el CDR con el ex auto de Nico Varrone) por haber entrado octavo en la final 1. Remontar es harto difícil cuando se larga atrás con autos tan parejos, sin embargo con la espada de Damocles pendiendo sobre su cabeza, Kush Maini fue mucho más hábil que Frederick y De Pauw. Partiendo desde el cajón 13 Maini se fue haciendo paso hasta el cuarto lugar para reducir la brecha en el campeonato a un par de puntos. La carrera fue toda del malayo Nazim Azman (Carlin) quien demoró apenas media vuelta en desalojar al inexperto Marzorati de la punta.

 

A Azman lo persiguió Benjamin Pedersen por diez giros, hasta que empezó a cuidar porque vio por los espejos al belga Ulysse De Pauw (Douglas Motorsport) que se deshizo de todo el pelotón que lideraba el tailandés Sasakorn Chaimongkol, cuarto a la bandera a cuadros. Décimo podio del año para el oriundo de Grez-Doiceau y segundo RV consecutivo. Es el tercero en discordia del campeonato y no deja dudas. Tampoco las dejó el estadounidense Frederick en la tercera final.

 

Sin que nadie le pudiese pisar el poncho, se anotó el séptimo triunfo del año y en cierto modo condicionó a sus rivales para el cierre de la temporada en Silverstone. La supremacía del auto número 

 del Carlin quedó en evidencia, con Frederick adelante y Clarke detrás, pero cada vez más lejos. Otra vez Chaimongkol liderando un trencito, que finalizaba con un esforzado Kush Maini en el sexto lugar. Primero superó a Azman, luego a Reece Ushijima en la vuelta 5 entre tanto De Pauw merodeaba por el undécimo lugar al parecer con la pólvora mojada.

 

A Kush le costó la friolera de diez vueltas dar cuenta del tailandés y cuando parecía que una vez más se le escapaba el podio, el abandono de Clarke le cayó como maná del cielo. Interesantísimo cuarto lugar de Louis Foster que también está corriendo en la Euroformula Open con gran suceso, seguido en el trencito por el brasileño Roberto Faría, que cayó al noveno lugar tras la penalización de cinco segundos por exceder los límites de la pista. Igual sanción que la de Piers Prior, que se quedó sin el décimo lugar. En el campeonato, Frederick (420) le lleva 13 puntos a Maini (407) y 42 a De Pauw, a falta de 3 finales que se correrán en Silverstone -en el mismo circuito de la F1, corregimos- del 5 al 8 de noviembre próximo. Son cinco pilotos con posibilidades matemáticas. Citamos los tres más probables.

 

 

 

CIERRE SIN SORPRESAS EN SAN PETERSBURGO

 

Sting Ray Robb ya se había consagrado en la Indy Pro 2000 (equivalente a la F3 del programa “Road to Indy”) pero no aflojó en el callejero de San Petersburgo (Florida) donde junto con la USF 2000 hizo de telonera de la definición de la Indy Car, que como sabemos arrojó tras una “súper loca” carrera el sexto título para Scott Dixon. El danés Christian Rasmussen ya se había adjudicado con anticipación el campeonato de la menor, que sin embargo tiene un parque más nutrido que la Indy Pro 2000 y por lo tanto ofreció mejores carreras.

 

El oriundo de Idaho es el séptimo piloto que el Juncos Racing lleva al campeonato, en tanto que el equipo del “boss” argentino se llevó la copa de equipos por quinta vez. Hay que tener el cuenta que la organización premia con un jugoso cheque al campeón que le permitirá a Robb saltar a la Indy Lighta y a Rasmussen a la Indy Pro 2000, siguiendo con el esquema de los estadounidense que le hacen el honor a eso del “Camino a Indy” (a fin de año se reparten más de un millón de dólares en premios). Las carreras en sí no fueron demasiado atractivas teniendo en cuenta los abandonos por despistes que terminaron en los muñecos de goma o bien destrozando las máquinas por toques y roces contra el paredón, típicas circunstancias de los callejeros. Así fue que los mexicanos Moisés de la Vara y Manuel Sulaimán no pudieron ver la bandera a cuadros.

 

Estaban en juego los subcampeonatos. Se lo llevó el canadiense Devlin de Franceso (Andretti Steinbrenner) en la Indy Pro 2000 tras una opaca última final que ganó Hunter Mc Elrea, piloto del equipo Pabst que en la USF 2000 llevó a Dudu Barrichello al subcampeonato tras haber sido tercero en la primera final, ganada por Christian Brooks y escolta de Kiko Porto en la segunda. Lo más trascendente que dejó San Petesburgo fue precisamente que estos dos ganadores lo hicieron por vez primera. Nobleza obliga, esta vez excelente cobertura por You Tube de www,roadtoindy.tv

 

 

 

 

DEBUTA NICO VARRONE EN PORTIMAO

 

Retorna a las pistas europeas el representante de Ingeniero Maschwitz, Nicolás Varrone. Lo hará compartiendo uno de los bellos bólidos de la LMP3 en la fecha de la European Le Mans Series (ELMS) que se corre este fin de semana, las “4 horas de Portimao”. El chasis, un Duqueine M 30- D08 con motor Nissan (foto de portada) del equipo Rinaldi que compartirá con el alemán Alexander Mattschull. El inicio no pudo ser más alentador. En su primera salida, registró el mejor tiempo de su clase, habiendo completado tan solo cinco vueltas. Llevan el número 55 y la categoría estrella es, por supuesto, la LMP2.

 

 

 

APASIONANTE DEFINICIÓN DE LA EUROFORMULA OPEN EN BARCELONA

 

La siempre interesante Euroformula Open cierra en Circuit de Barcelona-Catalunya un año en el que el chino Yifei Ye se mostró siempre como el candidato más potable a la corona. El piloto del Crypto Tower Racing Team acaba de marcar las dos primeras poles para la definición del torneo. Andreas Estner (VAR) y Manuel Maldonado (Motopark) no pudieron con el oriental, en cerrada batalla con el austríaco Lukas Dunner que es el rival de Ye en la pelea por la corona pero también compañero de equipo.

 

Hay que hacer la salvedad de que por las condiciones de la pandemia en Europa, la Euroformula decidió hacer fecha cuádruple en Barcelona, suspendiendo el cierre previsto para los días 7 y 8 de noviembre en el Jarama. Así, las posiciones cumplidas 14 fechas las encabeza Ye con 286 puntos (hay 100 en juego) seguido por Dunner con 202. El tercero Andreas Estner ya sin posibilidades (138) pero sí tiene chances matemáticas de alcanzar al austríaco por el subcampeonato. Con 84 de ventaja, Yifei podría ser campeón este mismo sábado, dependiendo de la posición de Dunner.

 

Por último queremos destacar que a partir de esta carrera, una mujer ha tomado las riendas de la categoría, la catalana Neus Santamaría (Barcelona, 1986) pasa a ser directora de carreras, para regocijo de su padre el famoso dirigente Josep-Lluis. Es la primera mujer en estar al frente de una categoría FIA compartiendo la máxima responsabilidad con Jesús Pareja, el CEO de GT Sports que tiene a su cargo la difusión internacional de la serie. El lector puede ver info en directo y deleitarse con la transmisión “livestream” en euroformulaopen.net/es

 

 

 

Escribe: Alejandro Spizzirri

 

Foto: redes sociales de Nico Varrone