F3 BRITÁNICA: VARRONE VOLVIÓ A MOSTRAR SUS CONDICIONES SOBRE PISO HÚMEDO

F3 BRITÁNICA: VARRONE VOLVIÓ A MOSTRAR SUS CONDICIONES SOBRE PISO HÚMEDO

La triple cita del pasado fin de semana al Donington Park dejó para la estadística el tercer triunfo del año del estadounidense Kaylen Frederick, el primer triunfo del belga Ulysse De Pauw, siendo la restante para el británico Louis Foster, también por primera vez, ninguna sorpresa para quien en las sesiones de prácticas de jueves y viernes (con piso seco) se había mostrado sumamente competitivo.

 También el indio Kush Maini volvió a amagar, en tanto el equipo Carlin iba mejorando en cada salida el desempeño del Tatuus 03- Cosworth de Frederick. En estas condiciones, Nico Varrone nunca pudo estar a menos de 7 décimas del mejor registro y el panorama para la clasificación del sábado era sombrío. Un poco menos, pero igualmente discreto era el desempeño de su compañero de equipo, Josh Skelton.

 

Al final de las seis prácticas (tres por día) Frederick ya estaba muy cerca de los mejores cronos, aunque nunca estuvo arriba. En este segundo evento de la temporada, en el mítico circuito de 3.184 metros ubicado en Leicestershire, se dieron cita 19 pilotos, con el ingreso del JHR Developments con Carter Williams y Max Marzorati, dos pilotos novatos que pagarían un duro “derecho de piso”.

 

Para Nicolás Varrone fue un fin de semana de una de cal y una de arena. Abandonó el sábado, protagonizó una frustrante recuperación en la lluviosa mañana del domingo y se lució por la tarde, siempre con el cambiante clima de Inglaterra que les alteró los planes a más de un equipo.

 

En efecto, para el sábado se esperaba una desmejora en el factor climático. Fue peor a lo previsto y la actividad estuvo suspendida por un chaparrón por algo menos de una hora. A la “telonera” British GT (autos de GT 3 y GT 4) la lluvia no le afecta tanto, pero con los F3 es distinto.

 

Frederick al fin alineó su máquina como para ser el más veloz en la clasífica (matutina) y en un último y desesperado intento le arrebató la pole a Louis Foster (Double R Racing) por solo 087. La clasificación terminó en el escritorio, con sanciones a tres pilotos por no respetar la bandera amarilla en Coppice (“La curva más excitante de toda Gran Bretaña” según Lewis Hamilton) cuando Williams quedó atrapado en la trampa de grava.

 

Kush Maini se aseguró la posición de privilegio para la carrera 3 (domingo) al ser el mejor entre los registros de la segunda vuelta más veloz. A pesar de los tres excluídos, Varrone apenas logró figurar decimocuarto (a 939) en la planilla para la final sabatina y la misma ubicación para la final 3. Aclaremos que para esta última tabla había realizado el decimoséptimo mejor registro, únicamente delante de Mason y Marzorati, con una pequeña pero alentadora mejora.

Sin embargo, todo lo planificado se derrumbó en apenas una vuelta y media de la primera final para nuestro compatriota. Tras un comienzo dubitativo por la llovizna, Foster fue por su primer triunfo, beneficiado por una primera vuelta para el olvido de Frederick. Varrone se detenía en la chicana antes de cumplir la segunda pasada y originaba el ingreso del auto de seguridad.

 

La lluvia cesó y el novato estadounidense (de ascendencia japonesa) proveniente del karting Reece Ushijima recién aflojó el ritmo sobre el final, dándole aire a Foster y permitiendo que su compañero en el Hitech GP, Kush Maini se le acerque. Fue victoria de Foster (además, la primera del año para el Double R) por 1,7 segundos nada más y doble podio para el recién ingresado equipo Hitech GP.

 

Por un error en el cronometraje que se repetiría el domingo, Kaylen Frederick que había abandonado en la última vuelta, quedó octavo en el clasificador al tomarse los tiempos de 12 giros, que era lo estipulado. “Lo salvó la campana” como se dice en el boxeo al líder del campeonato, que en su afán de progresar había quedado varado en la grava de “la curva maldita”…

 

El británico Skelton, con el otro auto del Chris Dittmann Racing, entró sexto a 4 segundos del ganador. El brasileño Peixoto siguió sin figurar, en una intrascendente posición 15 con el tercer auto del Carlin.

 

Si la llovizna intermitente del sábado no molestó, la cosa cambió diametralmente el domingo, lluvioso como era de prever (tengamos en cuenta que en hemisferio norte se están acercando al otoño) en la que fuera la final con mayor humedad en pista de las tres. El “spray” de las primeras vueltas pasó de ser riesgoso a sumamente peligroso, lo que invita a los pilotos a adoptar ciertas precauciones hasta que el pelotón “se estire”.

 

En este contexto, en la segunda final, con grilla invertida, se dio una carrera atípica. El belga Ulysse  De Pauw (Douglas Motorsport) tenía una gran posibilidad en las manos, al largar en la “pole invertida” arrancado con una muy buena partida mientras el resto lidiaba entre la nube de “spray” que generan las gomas con dibujo. Sacó una amplia ventaja que en definitiva le valdría su primer triunfo.

 

El repunte de Frederick fue notable, acercándose al líder en las últimas cuatro vueltas a razón de un segundo por giro. Pero no le alcanzó, en parte por la sangre fría del oriundo de Grez-Doiceau que mantuvo el ritmo para ganar por 2,1 segundos. Diez posiciones avanzó Kaylen bajo la copiosa lluvia.

 

Mucho más atrás, a Nico Varrone el tráfico no le permitió avanzar más allá del undécimo lugar, quedando el sabor amargo en la boca porque sabía que estaba para más. Como suele suceder en estas finales, la primera vuelta sella las condiciones para el resto de la misma, al formarse pelotones y quedar atrapado en uno que no tenía ritmo para avanzar. Nico se sacó de encima a los “tapones” y logró remontar, pero los de adelante ya se habían escapado mucho. Oliver Clarke, por ejemplo, admitió que fue un gran resultado su primer podio teniendo en cuenta la caótica primera vuelta, donde muchos eligen pegarle a los pianos y tallar la chicana para no embestir a un rival, lo que en Inglaterra se castigaría con severidad.

 

Le faltaron apenas cuatro décimas a Nico para la décima posición, que quedó para el mestizo Josh Mason del Lanan Racing. Como dato extra, digamos que Josh Skelton del CDR como Nico, entró en el puesto 17 a 27 segundos del ganador, es decir cinco segundos después de Varrone. Maini salvó la ropa con un sexto lugar y Foster, tal vez el único que en piso seco pintaba para contener a Frederick, avanzó también diez posiciones en los primeros seis giros para arribar en un frustrante octavo puesto final. Gilherme Peixoto venía cuarto con un alerón dañado en la batalla de las primeras vueltas, hasta que fue llamado a boxes con bandera de reparación.

 

Para las 15 y 40 del domingo (11 y 40 en Argentina) la lluvia había dado paso a una típica garúa de la campiña británica. Pista mojada pero sin charcos. Maini (pole) picó bien con Frederick persiguiéndole. En una bajada a fondo por Coppice corner (curva que antecede a la recta más larga del circuito) se le espantó a Kaylen la cola del Tatuus pero su rapidez de reflejos le hizo corregir y salvar la situación. Maini siguó en punta pero solamente una vuelta más, hasta que en Redgate (la curva 1) Frederick lo dejó atrás. A partir de entonces se dedicó a girar sin perder la concentración, estableciendo así la segunda mayor diferencia final al escolta de los últimos cuatro años. En una categoría tan pareja, once segundos son demasiados.

 

El alejamiento de Frederick hizo que las cámaras de  TV se concentren en el pelotón de persecución, en el que Maini lideraba sin margen sobre Jewiss y Skelton, sólido desde la misma largada en el cajón 4 de la grilla. Al pelotón lo cerraba Foster, que poco a poco vio agrandarse la figura del auto rojo de Nico Varrone en los espejos.

 

El chico de Escobar había hecho una gran primera vuelta, situándose undécimo tras haber partido en el sitio 14 de la grilla. Uno por uno fue superando rivales hasta dejar atrás a Benjamin Pedersen y descontarle al pelotón que peleaba por el podio.

 

Ahí Foster se decidió a atacar, mano a mano con Jewiss que había perdido con Skelton y éste acosando al escolta Maini. Pudo haber sido para cualquiera de los tres.

 

El azul de Foster al ver a Varrone queriendo meterse en la pelea se puso a la defensiva, siendo superado por Nico a falta de cuatro vueltas. Estaba quinto y en la refriega con Foster se le fueron un poquito los tres del cerrado pelotón. Skelton llegó a estar segundo, Maini recuperó el puesto. Esa lucha en la que terciaba Jewiss a la espera de un error, favorecía la remontada de Varrone.

 

En el último giro se definió a favor de Skelton el segundo lugar, con un paso a todo vapor por la chicana, a la que Kiern Jewiss llegó pasado y el auto levantó vuelo tras acometer contra los pianos. Nico hizo la trayectoria ideal y atrapó la cuarta colocación. Según el cronometraje oficial quedaban tres mil metros y fracción para intentar llegar al podio pero no se le dio, porque Maini y Skelton arribaron rueda a rueda con Nico  un par de metros detrás (foto de portada). Si a la mañana había impresionado por el avance de ocho posiciones, a la tarde hizo diez sobrepasos, provocando la admiración de la prensa inglesa.

 

No por caer en un lugar común nos deja de alegrar que se refieran a Nico ponderando “su conocida temeridad en el rueda a rueda que había demostrado en año pasado en Spa” haciendo referencia al triunfo del año pasado en el mítico circuito belga, en las mismas condiciones de pista que el domingo en Donington.

 

En síntesis, Frederick sigue sumando para la corona, apoyado en la solidez del Carlin. Kiern Jewiss el actual campeón de la F4 Británica, sigue sin repetir una actuación similar a la de la primera fecha, en la que por sanciones varias ligó el triunfo en los papeles. No regresó al podio.

 

A pesar de su triunfo sabatino y un podio en las cuatro anteriores en Oulton Park, Foster sigue sin aprovechar su medio, como el indio Kush Maini que sigue sin poder ganar. La próxima es una cuádruple en Brands Hacth en una semana más. En el interín, probarán en el tradicional “templo” del BRDC por lo que tendremos que esperar con optimismo que Varrone continúe adaptándose a su nuevo equipo y estos chasis modificados (“actualizados”) que según sus palabras tienen mucho más “down force” que los del año pasado.

 

Principales posiciones del torneo: Kaylen Frederick (Estados Unidos) 161 puntos. Kush Maini (India) 132. Kiern Jewiss (Gran Bretaña) 123, Louis Foster (Gran Bretaña) 115, Nazim Azman (Malasia) 111,  Josh Skelton (Gran Bretaña) 108, Piers Prior (Gran Bretaña) 96, Ulysse De Pauw (Bélgica) 82, Benjamin Pedersen (Estados Umnidos) 81, Sasakorn Chaimongkol (Tailandia) 80. Nico Varrone sigue en la posición 15 con 58 unidades, nueve menos que el brasileño Peixoto que es quien lo antecede.

 

 

 

Escribe: Alejandro Spizzirri

 

Foto: captura de la página oficial de la categoría.