SUERTE DISPAR DE GUERRIERI Y GIROLAMI EN ESTORIL

 No resultó tan exitoso como se esperaba el paso de los argentinos por Estoril, segunda fecha del Mundial de autos de Turismo (WTCR) tras la pole de Néstor Girolami el viernes. Un múltiple incidente en los primeros metros de la carrera 1 dejó a pie al cordobés, mientras Guerrieri que largaba décimo se ponía sexto a la expectativa. Ascendió al quinto puesto, peleando con Tiago Monteiro el cuarto lugar, en que llegó a estar hasta la anteúltima vuelta cuando el portugués recuperó la posición. Un podio a puro Cyan Racing fue, porque ganó Yann Ehrlacher, segundo el francés Yan Müller y tercero el uruguayo Santiago Urrutia. El domingo “Bebu” partía en el cajón 22 y Guerrieri en pole. El de Mataderos se retrasó en los primeros giros, por lo que optó por retroceder hasta el puesto 16, donde “esperó” el repunte de Girolami y empezaron a escalar posiciones “en yunta” logrando arribar el de Isla Verde en el puesto 13 y Guerrieri en el octavo lugar. Los compañeros de los argentinos en el Munnech Motorsport con los Honda hicieron el gasto. Monteiro lideró hasta que la bandera negra y naranja lo obligó a entrar a sujetar el capó que se había soltado, heredando la carrera el húngaro Attila Tassi. Por su parte, el oriundo de Miguelete (cerca de Colonia) Urrutia arribó quinto en otra gran actuación. La próxima fecha será 10 y 11 de julio en el circuito Motorland de Aragón, España.



EL KARTING, ESE MUNDO APARTE CON ESCASOS ARGENTINOS

 

El mundo de los europeos de karting es tan inaccesible para los argentinos que nunca lo pudimos abordar en esta columna. Como breve reseña digamos que en el difícil circuito de Sarno, en Lonato muy cerca de Nápoles terminó el WSK Eurocup, uno de los tantos torneos cortos de la serie WSK. Un solo argentino presente, Santino Panetta en la categoría Mini. Arribó en el puesto 30 entre los 34 que largaron la final. Todos los equipos de la Mini son italianos, menos uno que es sueco. El ruso Vladimir Iannikov fue el vencedor y el español Christian Costoya fue el campeón. En la KZ2 la victoria fue del español Pedro Hiltbrand, el mini torneo se lo llevó el italiano Riccardo Longhi. El británico Arvid Lindblad hizo suya la final de la OK (34 karts) quedando en cetro en sus manos. En la OK Junior ganó el jamaiquino Alex Powell, coronándose el juvenil británico Harley Keeble. Las carreras del WSK continúan este mismo fin de semana en ese mismo circuito y al igual que las del FIA karting, se pueden ver en directo gratis por You Tube.



F4 ITALIANA: TRIPLETE CON AYUDITA EN VALLELUNGA

 

El británico Oliver Bearman se anotó un triple triunfo en la F4 italiana, que cumplió su tercera fecha en el “Piero Taruffi” de Vallelunga. El hito del piloto del equipo neerlandés V.A.R. quedó un tanto opacado ante una decisión de las autoridades del ACI en la segunda carrera, dominada por el colombiano Sebastián Montoya, penalizándolo con un “pase y siga” por una dudosa falta en el procedimiento de largada (“Jump start”). El cambio de esquema que el Automobile Clube d’Italia (ACI) implementó este año hizo que las tres finales se disputen el domingo, a las 4:10 – 8:05 y 12:00 hora argentina (9:10 – 13:05 y 17 hora de Roma) una verdadera maratón para los mecánicos. Con algunas ausencias importantes como Browning, Meguetounif, Bernier, Amand y Simonazzi, en Vallelunga “Ollie” Bearman  arrasó en la Q1, largando la primera adelante. Montoya ganó la Q2. Recordemos que en Italia no hay grilla invertida, el mejor de los segundos cronos de la Q2 (Bearman) es la pole de la carrera 3. En la primera carrera Oliver mantuvo a raya a Montoya (su padre Juan Pablo estaba presente en la tribuna) con el alemán Tim Tramnitz detrás, acercándose en los últimos giros. Muy buena largada del paraguayo Joshua Duerksen, colocándose cuarto definiendo muy pronto un mano a mano con su tocayo Dufek y el chino Cenyu Han. Leonardo Fornaroli apenas pudo entrar décimo birlándole la posición al novato Lorenzo Patrese. El “señor incidente” de la carrera fue el toque entre Pietro Armanni y Maya Weug, que súbitamente trepó por una especie de loma pegando de costado en el guard rail para regresar a pista con el Tatuus destrozado. Weug venía bien hasta que el italiano quiso pasar por un lugar imposible y la belga no lo vio o lo ignoró, con esta peligrosa consecuencia.

 

En la segunda del mediodía estaba en juego un factor que pocos tienen en cuenta, los neumáticos. Algunos eligieron usar el último set disponible en ésta y otros lo reservaron para la tercera. Con 33 grados de temperatura (54 en pista) Montoya estuvo impecable en la largada y salió adelante desde la pole. Bearman optó por una carrera tranquila, cuidando las cubiertas. Una verdadera “guerra” entre quienes se iban a quedar con el récord de vuelta, benefició a Bearman que fue el último en “reír” porque fue superando a Dufek y a Tramnitz con buenas maniobras y acercándose a Montoya, que parecía tener todas las de ganar pese a que el británico le descontaba. A  pocas vueltas del epílogo se envió el mensaje de la penalización y el colombiano obedeció, quedando último. El equipo decidió que abandone para preservar los neumáticos para la “gara 3”. No se pudo apreciar un movimiento en falso del auto rojo y blanco del equipo Prema en la transmisión en directo, tampoco en la repetición. Las autoridades disponen de telemetría para juzgar el adelantamiento, el telespectador apenas si tiene los ojos y desde lejos la vista suele engañar. Esta final terminó con A.S. en pista por el toque (lo embistió de atrás y levantó por el aire) entre Vlad Lomko y Nikita Bedrin, dos rusos en pelea por los puntos. En la primera vuelta había sido el primer incidente y promediando la carrera la emiratí Al Qubaisi arruinó una expectante novena colocación con un trompo. Cuarta consecutiva de Bearman, escoltado esta vez por Tramnitz y el austríaco Dufek. Repitió Duerksen la cuarta colocación y Maya Weug terminó 12ª acariciando el “top ten”.

 

Borrón y cuenta nueva para la tercera, en la calurosa tarde romana. 34 grados, sin viento y a rezar para que no se deterioren los neumáticos. “Olli” en el cajón 1, Montoya en el 2. Todo estaba resultando más o menos normal, hasta la tercera vuelta en la que Cenyu Han y Duerksen se tocaron a alta velocidad, clavándose en la arena y volcando el Tatuus F4 T014- Abarth del piloto oriental, motivo por el cual la carrera se detuvo con bandera roja. En esa misma vuelta el líder Bearman mordió el pasto y salió por una calle lateral de la cama bloqueando pero salvando el auto. En  otra curva casi al mismo tiempo que el incidente ya comentado, el auto azul de Samir Ben también había quedado detenido al costado de la pista. Larga fue la espera y papá Juan Pablo no aguantó, trasladándose a la calle de boxes para estar cerca de su hijo. Con las primeras sombras de la tarde se reanudó 20 minutos más tarde, con Bearman al frente de la hilera (*) no olvidemos que el orden era el de la vuelta anterior. La pausa sirvió para ver el deterioro del set de Montoya, que ya iba por su segunda carrera. La labor del joven colombiano fue para el aplauso, buscando descontar en algunos sectores la pequeña diferencia que lo separaba de Bearman, a veces colocándose detrás, pero sin resto en la última parte del trazado (una mini parabólica) donde Ollie hacía una diferencia indescontable en la recta principal. Así llegó el final, con Bearman ganador por 4 décimas y el alemán Tramnitz otra vez en el podio. Charlie Wurz (hijo de Alexander, el expiloto y actual coach de F1) pudo cosechar un cuarto puesto que salvó un regreso poco feliz. Hamda Al Qubaisi entró séptima, el ruso Kirill Smal sumó en las tres como si hubiese aprendido a no ser más rápido que el auto. Leo Fornaroli octavo para no perder terreno en el campeonato, en el que Bearman ha sacado una notable ventaja de 66 puntos con este quinto triunfo consecutivo. Segundo marcha Tramnitz (116) y tercero Montoya (99) que ya ha conseguido su primera pole y está para ganar de un momento a otro. Cuarto Fornaroli (88) sexto con 44 marcha Duerksen detrás del ruso Smal.

 

La próxima es en Imola, 24 y 25 de julio. (*) Nos dejó la duda la especial autorización de los “marshall” para que el equipo V.A.R. proceda a cambiar la llanta deteriorada en el despiste del auto de Bearman, estando en régimen de bandera roja, que teóricamente impide tocar las máquinas. Para los sudamericanos esto podría ser otro “ayudín”...





F 3 BRITÁNICA:  HORA DE COSECHA PARA USHIJIMA

No deja de sorprender la F3 británica pese al limitado número de monoplazas.

OTRO PODIO PARA  PECHITO, PERO NO EN LO MÁS ALTO

 Los tele espectadores argentinos experimentamos ese sabor amargo que habíamos probado otras veces el pasado domingo, cuando una orden de equipo determinó que la tripulación que tuvo como protagonista a José María López la mayor parte de las “8 horas de Portimao” no sea la ganadora de la prueba.

FRUSTRANTE PASO DE COLAPINTO POR MÓNACO

 Lo que en los papeles previos asomaba como una buena posiblidad para lucirse ante el “gran circo” de la F1, terminó siendo una de las peores frustraciones para el joven piloto argentino. La clasificación en Mónaco tuvo una singularidad.

DOBLE ABANDONO DE COLAPINTO, PODIO DE GIROLAMI

 No fue del todo positivo para los argentinos el pasado fin de semana en Europa. El mejor fue Franco Girolami, tercero en la segunda carrera del TCR Europeo, que arrancó en el Slovakia ring, circuito desconocido para el excampeón del Top Race hasta las prácticas.

COLAPINTO CUARTO EN LA PRIMERA DE LA EUROPEAN LE MANS SERIES

El pasado fin de semana empezó la acción para las categorías promocionales en Europa. Dos argentinos tomaron parte de la primera fecha de la ELMS cuyo plato fuerte eran las 4 horas de Barcelona, en el conocido trazado catalán. Compiten equipos de LMP2, LMP3 y LMGTE que vienen a ser los GT3 y 4 de los campeonatos zonales europeos. El pilarense Franco Colapinto lo hizo en uno de los dos trinomios del equipo ruso G-Drive con un Aurus 01- Gibson (el Aurus es un chasis Oreca levemente modificado) en compañía del ruso Roman Rusinov y el neerlandés Nicky De Vries.

 

La impresión que dejó en las pruebas de clasificación fue sorprendente. De Vries marcó la pole poniendo en el lugar de privilegio al auto de Colapinto y tal vez eso creó falsas expectativas entre los aficionados argentinos. Las carreras de endurance son un variante muy distinta de los que conocemos como “carreras”. Más que nunca (ni hace falta recordarlo) hay que resaltar que es una competencia entre equipos y se depende de mil factores como bien lo dijera Robert Kubica “Recién estamos por la mitad de la fase de aprendizaje de este prototipo. Es mi primera carrera y queda mucho por descubrir” dijo el polaco que en pareja con el chino Yifei Ye (campeón de la Euroformula Open 2020 como recordarán nuestros lectores) y el belga Louis Deletraz, corriendo para el equipo WRT se impuso al cabo de 141 vueltas

 

A pesar de su vastísima experiencia, Rusinov no las tuvo todas consigo en su “stint” (turno al volante) realizando un trompo cuando era presionado por el Oreca del Panis Racing, perdiendo muy temprano el puesto de escolta. Una hora después, con el excampeón de la F2 y actual piloto de Mercedes en la Formula E, De Vries con un andar mucho más cauteloso también perdió el tercer lugar con el Oreca azul del United que en las primeras vueltas estaba retrasado. En definitiva, lejos de repetir el triunfo del 2019 estuvo el G-Drive que además recibió dos penalizaciones, una de ellas cuando pararon los dos Aurus a la vez (en nro. 26 es el de Colapinto) y su compañero de equipo embiste una rueda a punto de ser colocada, lo que en Endurance es una infracción que se castiga con severidad.

 

La próxima cita será en el Red Buill Ring, las 4 horas de Spielberg. Recordemos que hay “streaming” en directo en la página oficial del ELMS y resúmenes para quienes consideren que el endurance es aburrido. Nada de eso. Los ganadores hicieron la friolera de 143 sobrepasos a lo largo de las 4 horas y difícilmente haya un porcentaje de 35 sobrepasos por hora en una categoría tradicional.

 

Nico Varrone sexto en la Le Mans Cup

 

La Le Mans Cup es la categoría escuela digamos, algo así como el TC Mouras de la ELMS. Corre

el sábado a 2 horas nada más, por lo que emplea binomios en sus máquinas de LMP3. Allí estuvo el de Ingeniero Maschwitz Nicolás Varrone compartiendo un Duqueine 08- Nissan del equipo alemán 

Rinaldi Racing con el germano Alexander Matschull que fue quien largó la competencia comenzando una interesante escalada desde el fondo (tuvieron muchos problemas en la clasificación) para entregarle a Varrone el comando en la posición 13. Con el transcurso de las vueltas fueron aprovechando errores ajenos (en esta categoría los hay muchos porque son novatos) sin dejar de avanzar hasta que la bandera a cuadros los encontró en un meritorio sexto lugar. Sin dudas, lo de Varrone sigue siendo prometedor.




El español Vidales y el suizo Saucy en el arranque de la FRECA en Imola.

 

Una de las teloneras del GP de la Emilia Romagna fue la Fórmula Regional Europea Championship by Alpine (FRECA para abreviar) que como ya dijimos, es la fusión de la Fórmula Renault Eurocup (francesa) con la Fórmula Regional Europea. El resultado de la alianza fue una poderosa grilla de 30 autos, con pilotos todos conocidos para los que leen esta columna.